Hay 65 invitados y ningún miembro en línea

desfibrilador en centro comercial de Klépierre en Madrid Príncipe Pío

Centros comerciales contra la muerte súbita


Desfibriladores en todas las superficies comerciales

Como todos sabemos, la fórmula de agrupar diferentes comercios en un solo espacio dando lugar a grandes superficies o centros comerciales es la que, de unos años a esta parte, más fuerza ha ido cogiendo, impulsada por los nuevos ritmos y hábitos de vida actuales.

Estas grandes superficies o centros comerciales por los que pasan un gran número de personas al cabo del día y, especialmente, los fines de semana, son los lugares elegidos por muchas familias, no solo para realizar sus compras, sino también para disfrutar de parte de su tiempo de ocio, lo que hace que el tránsito de personas en este tipo de espacios o establecimientos sea un no parar constante.

Conscientes de ello, cada vez son más los centros comerciales que han decidido cardioprotegerse contra la muerte súbita o las paradas cardio respiratorias instalando desfibriladores externos en diferentes ubicaciones estratégicas de sus instalaciones.

Además, las nuevas normativas autonómicas sobre cardioprotección que van surgiendo y que legislan en las comunidades autónomas que ya han dictado norma para regular el uso de desfibriladores externos por personal no sanitario fuera de los entornos hospitalarios, todas, aunque cada una a su manera, han determinando el número mínimo de personas a partir del cual la ley que obliga a disponer a los centros comerciales de desfibriladores externos para la protección cardíaca de sus clientes y el personal empleado.


Klépierre, centros comerciales que salvan vidas

Dentro de este entorno y consciente de la importancia de estar preparados para luchar contra la muerte súbita, Klépierre, empresa líder en el sector europeo de la apertura y gestión de centros comerciales, fue de las primeras organizaciones en instalar desfibriladores externos en sus centros comerciales hace ya unos años.

Este grupo empresarial desarrolla y lleva a cabo importantes programas periódicos de renovación en sus centros comerciales, mejorando los servicios y, por tanto, la experiencia del usuario en los mismos.

Justo cuando apenas hace dos meses que la Comunidad de Madrid regula el uso de desfibriladores externos en la Comunidad de Madrid, y coincidiendo con la finalización del contrato que tenían con su antiguo proveedor de servicios de cardioprotección, el grupo empresarial ha decidido renovar el compromiso con sus clientes para protegerles contra la muerte súbita, contando con la experiencia de una empresa líder en el sector, como es Caryosa Hygienic Solutions.

Los centros comerciales de Madrid, los primeros que instalaron desfibriladores y, por tanto, los primeros en vencer los contratos de mantenimiento de los mismos que tenían con su antiguo proveedor, el Centro Comercial Principe Pío y el Centro Comercial de Gran Vía de Hortaleza, así como el Centro Comercial Maremagnum que tiene la empresa en la ciudad de Barcelona, ya han sido revisados e inspeccionados por Caryosa Cardioprotección, quedando en perfecto estado y a punto para responder ante cualquier eventualidad en esta nueva etapa en la gestión de los desfibriladores externos instalados en los centros comerciales y grandes superficies de Klépierre.

Además, para asegurar la agilidad en la respuesta ante un caso real por muerte súbita, se ha instalado algún equipo desfibrilador más a los que ya tenían, para garantizar la atención a cualquier víctima de muerte súbita antes de los 5 minutos desde su desvanecimiento.

Según lo acordado, Caryosa Cardioprotección seguirá realizando el resto de los mantenimientos de los desfibriladores externos instalados en el resto de los establecimientos de Klépierre en nuestro país, a medida que vaya llegando los diferentes vencimientos de las baterías de los equipos y/o de los electrodos.

Por los centros comerciales de las ciudades españolas pasan al año alrededor de unos 25 millones de personas, por lo que las probabilidades de que se de un caso de muerte súbita o parada cardio respiratoria en sus instalaciones son muy elevadas. Desde Caryosa Cardioprotección, como especialistas en la creación de espacios cardioprotegidos hemos diseñado un plan integral de cardioprotección para grandes superficies y centros comerciales, y que no se tengan que preocupar por nada.


Debido a que los primeros minutos son claves para la supervivencia de la víctima, es fundamental disponer de desfibriladores externos y personal capacitado para actuar. Tanto es así que organizaciones como la AHA y la ERC recomiendan la instalación de desfibriladores externos en todos los Centros Comerciales y Grandes Superficies, con el fin de asistir a una posible víctima a la mayor rapidez posible.


Contacte con nosotros y le informaremos de cómo convertir su centro comercial en un espacio cardioseguro con desfibriladores, preparado para salvar vidas contra la muerte súbita.