Hay 66 invitados y ningún miembro en línea

Hace unos días tuvimos la oportunidad de colaborar con la Asociación Española contra la Muerte Súbita José Durán #7, en la donación de un desfibrilador externo automático al Pabellón deportivo municipal de Canet de Mar.  Nuestra sorpresa fue saber que hay personal del ayuntamiento de Canet de Mar formado en Reanimación Cardiopulmonar (RCP) y Soporte Vital Básico (SVB), pero dicho municipio no dispone de desfibriladores externos automáticos (DEA). Es por eso que nos alegra poder colaborar en acciones solidarias como ésta, y poder cardioproteger instalaciones deportivas o cualquier tipo de espacio, y convertirlos en espacios cardioprotegidos. Porque ante una muerte súbita el tiempo cuenta, y mucho, ya que no podemos olvidar que la aplicación del desfibrilador externo automático debe ser antes de, como máximo, los 6 primeros minutos. Es importante recordar que por cada minuto que pasa, las posibilidades de supervivencia de la víctima se reduce en un 10 %.