Hay 40 invitados y ningún miembro en línea

Desfibriladores para agencias inmobiliarias

Todos conocemos casos del tipo ”estaba bien y, de repente, de un día para otro, murió”. Una de las principales causas de este tipo de frases es debida a los numerosos casos de paradas cardiorespiratorias o muerte súbita que, a diario, se producen en España.

Actualmente, esta cardiopatía, se cobra la vida de casi 40.000 personas al año en nuestro país, muchas más que las víctimas causadas por accidentes de tráfico, incendios o enfermedades como el SIDA o el cáncer.

La misión de CARYOSA, desde sus inicios, es dar a conocer este hecho que, desde hace algún tiempo y debido a casos más mediáticos como el del jugador del Sevilla, Antonio Puerta, o el de Dani Jarque, jugador del RCE Español, han contribuido a que cada vez haya una mayor conciencia social e implicación por parte de entidades y empresas, tanto públicas como privadas, que deciden instalar desfibriladores en sus instalaciones, para convertirlas en espacios cardioprotegidos que salvan vidas.

Aporte un valor social a su inmobiliaria

De estas casi 40.000 muertes anuales que se producen, cabe decir que alrededor del 65 % se dan en domicilios particulares, por lo que cada vez son más las comunidades de vecinos que están instalando desfibriladores para prevenir la muerte súbita, dado que la única posibilidad de supervivencia que tiene la víctima es la aplicación de un desfibrilador dentro de los 5 primeros minutos desde el desvanecimiento de la persona.

Dado el gran número de agencias inmobiliarias existentes, y siguiendo el ejemplo de la cardioprotección de Barcelona y otros municipios a través de su red de farmacias, Caryosa está promoviendo la instalación de desfibriladores entre las agencias inmobiliarias de toda España, que les permitirán ampliar la calidad de los servicios que ya ofrecen, con un valor añadido con gran reconocimiento social como es la instalación de un desfibrilador en sus instalaciones aportando, aún más, una mejora en la calidad de vida tanto de sus empleados, como la de su vecindario.

Para acabar, y como la mayoría sabéis, la instalación de extintores es obligatoria en aquellos edificios inaugurados a partir de 1996 (construidos o rehabilitados). ¿Cuántas personas mueren al año por incendios? Desconocemos este dato, pero como nos imaginamos, y afortunadamente, relativamente pocos comparados con las casi 26.000 víctimas domiciliarias por causa de la muerte súbita.

Con la posibilidad de un acceso rápido a los desfibriladores, se podrían reducir estos datos hasta en un 75 %. ¿Quieres que tu inmobiliaria sea un salva vidas en tu población?