Hay 43 invitados y ningún miembro en línea

El Zoo de Barcelona implicado con el ahorro de recursos naturales


El Zoo ahorra agua colaborando al cuidado del planeta

El Zoo de Barcelona, además de continuar con la misión de hacer llegar los valores de la defensa y el respeto por los animales y la naturaleza a todo el público, y especialmente a los niños, también contribuye al cuidado del medio ambiente con diferentes acciones.

La última de estas acciones es que el Zoo de Barcelona recientemente ha sustituido los urinarios de los aseos de señores por urinarios ecológicos sin agua.

Esta medida, se ha adoptado por las ventajas que ofrecen la instalación de estos innovadores urinarios “secos”.


Ventajas de los Urinarios Sin Agua

La primera y más importante ventaja es que como no utilizan ni una sola gota de agua para su funcionamiento, estos urinarios son urinarios ecológicos, ya que no contribuyen al desperdicio de los 6 litros de agua que suele albergar la cisterna de los urinarios convencionales, y que se descarga cada vez que se usan.

Además de ser respetuosos con el planeta por el 0 consumo de agua para su funcionamiento, la siguiente ventaja que los caracteriza y los diferencia de los tradicionales urinarios de caballeros es que son urinarios más higiénicos. Esto es debido a que al no usar agua, se crea una barrera para la vida de los microbios, evitando su proliferación, lo que implica un importante ahorro en gastos en limpieza y mantenimiento de los mismos.

Por otro lado, los urinarios sin agua como los instalados en el Zoo de Barcelona, les permitirá evitar atascos y otros problemas de mantenimiento, ya que no disponen de mecanismos de descarga, ahorrando en reparaciones por atascos, piezas rotas y sobretodo, en las desagradables limpiezas de las “inundaciones” provocadas por la obstrucción del desagüe.


El 0 consumo de agua que hace que sean urinarios ecológicos, junto con la mejora de la política ambiental que conlleva por el ahorro de recursos naturales y el cuidado del planeta, hace que poco a poco sean más las instituciones, entidades o empresas con un gran tráfico de personas que vayan sustituyendo los viejos y tradicionales urinarios por urinarios sin agua, tales como aeropuertos, centros comerciales, empresas, estadios deportivos,...